Síndrome de Sobrecarga del Cuidador

El cuidar a otra persona suele ser una responsabilidad que asumen los familiares o personas cercanas, quienes buscan apoyar con diversas tareas y actividades de la vida diaria a diferentes miembros de su familia, incluyendo a la persona dependiente. Sin embargo, la sobrecarga del cuidador va mucho más allá de una lista de tareas; y otras personas, aunque no sean miembros de la familia, podrían ayudar a cuidar a la persona dependiente.

Frecuentemente, los cuidadores primarios de una persona mayor presentan sentimientos de estrés o sobrecarga que pueden derivar en desgaste físico, psicológico y emocional. Estos sentimientos pueden ser evaluados mediante valoraciones, entrevistas y cuestionarios estandarizados. Aunque el estrés y la sobrecarga no son clasificaciones de un diagnóstico, son los componentes clave del perfil de desgaste psicológico experimentado por los cuidadores.

El sentimiento de sobrecarga está caracterizado por un estado de agotamiento físico, emocional y mental producido por haber cuidado durante periodos estables, de extensa duración y de alta implicación, a personas dependientes. Dependiendo del nivel de sobrecarga, los riesgos hacia el paciente y el cuidador aumentan. Dos de los riesgos más comunes son la depresión y problemas cardiovasculares, que pueden resultar en la muerte del cuidador.

Los síntomas más comunes y que pueden ayudarnos a tomar las medidas oportunas son:

  • La sensación de agotamiento y el sentimiento de no disponibilidad de recursos emocionales para reaccionar ante las situaciones que se producen en el entorno, junto con la percepción de incapacidad para seguir afrontando las responsabilidades (“Agotamiento emocional”).
  • El trato despersonalizado, con una cierta desconexión emocional y mecanización de la labor que se desempeña (“Despersonalización”).
  • La tendencia a generar autopercepción negativa respecto de las competencias y posibilidades de éxito (“Deterioro de la percepción de autoeficacia”).
  • Disminución de la autoestima, depresión, irritabilidad, ansiedad, fatiga, insomnio, perturbaciones gástricas, etc.
  • Deterioro de la calidad de las relaciones interpersonales (amigos, familia, colegas, etc.).
  • Disminución del rendimiento, insatisfacción con las actividades de la vida diaria, etc.

Al obtener una medición de la sobrecarga del cuidador, en Meridia® podemos identificar la causa o causas del estrés y proporcionar intervenciones eficaces para mejorar la salud de la persona y/o de la familia, para ello usamos la valoración Scale of Caregiver Burden (SCB) para evaluar la sobrecarga perceptible en los cuidadores primarios de una persona dependiente.

El test está diseñado para valorar la vivencia subjetiva de sobrecarga sentida por el cuidador principal de una persona dependiente. Explora los efectos negativos sobre el cuidador en distintas áreas de su vida: salud física, psicológica, actividades sociales y recursos económicos.

HAZ CLIC AQUÍ Y TOMA LA EVALUACIÓN AHORA MISMO

1

Haz click aqui para realizar la evaluación.

2

3

TOMA EL TEST Y CONTRIBUYE

Tu resultado en la evaluación SCB contribuirá a la investigación global sobre el Síndrome de Sobrecarga del Cuidador a través de la Universidad de Pennsylvania en Philadelphia, Pennsylvania (https://www.upenn.edu/researchdir).

Se parte de esta iniciativa para crear conciencia, incrementar, mejorar la calidad de vida, aumentar los recursos de preventivos y bajar los costos en salud, de los cuidadores primarios de personas dependientes.

Para mayor información sobre la evaluación SCB , envíanos tus dudas en el siguiente formulario.